domingo, 28 de febrero de 2010

Recuerdos

Ayer hable por telefono con mi tia en Mexico, hacia un par de meses que no platicabamos. Primero marque a casa, para hablar con mi abuela, pero no estaba. Mi tia dice que fue a Guerrero por que mi tio Martin cumple un año de muerto. Un año!, tan rapido? si apenas llevo un año aqui!, el cayo enfermo y murio apenas un mes despues de que yo cruzara a los yuniteds. Pero al parecer ese primer mes fue eterno para mi, despues los dias y las noches se fueron concatenando, hasta el punto de que el verano se me hizo de tela y el invierno de plomo.
Le platique a mi tia lo que sucedio con mi (ex)novia. -En serio?, pregunto. Le dije que era un pena que fuera asi, incluso le comente que el susodicho (hijo de perra) es moreno y delgado como yo. Le dio risa mi comentario, no le cayo por sorpresa sin embargo.


Ella, mi tia, es como mi tercera madre. Creci rodeado de mujeres: mi madre, mi abuela, las hermanas de mi madre y las hermanas de mi abuela, y tambien las primas hermanas y hasta las lejanas. En ocasiones visitabamos a mi tia Aristea o a Alicia, o a Vicky, hermanas de mi abuela. En otras llegaba de California mi tia Juanita,. En otras mi tia Maria y sus hijas, o mi tia Maricarmen y muchas mas que se escapan de ser nombradas en este momento.
Las figuras masculinas fueron pocas, a excepcion de mi abuelo, que en realidad estaba, y sigue ahi, pero como ausente.
En mi casa siempre se han comido tortillas hechas a mano, es una tradicion que no se ha dejado de lado, a pesar que la mayoria las acostumbre de tortilleria actualmente. Cuando pequeño en ocasiones iba a la cocina con intenciones de ayudar en la preparacion de las tortillas; siempre me llamo la atencion amasar la masa, hacer las bolitas y aplanarlas en la prensa para despues, mano desnuda, dejarlas caer con esa destreza de mujer sobre el comal caliente y luego darles una vuelta y luego otra, y mirar como las tortillas mas deliciosas solian inflarse, ponerse gorditas de vapor, y preguntarme que destreza y magia seria necesaria para lograr tan magnifico truco.
Entonces mi madre me hacia a un lado, quitaba la bolita de masa que yo ya habia tomado en mis manos y me decia que me retirara de ahi, que no jugara con la masa porque se me caerian "los huevos".
Desde pequeño la unica hermana que conoceria es la hija de la tia con quien hable ayer por telefono. Seria yo quien fuera a su casa para reunirnos a jugar o en ocasiones seria ella quien vendria a casa, muchas veces terminariamos peleando.
Segui platicando un poco mas con mi tia, me dijo que juntara algo de dinero, que cuando regresara a Mexico "aqui hay muchas chicas, ya conoceras alguna".

Mi abuela es extremadamente china (cabello rizado), ahora sus cabellos son plateados. Mi madre tambien. El dia de mi cumpleaños hace ya casi dos años, apenas un par de semanas despues de iniciar mi relacion con mi (ex)novia, mi tia preparo pozole, yo se lo pedi, y fueron mi tia Maricarmen, y mi tia Luci tambien. Les presente a mi novia, y recuerdo como le miraban mis tias, y despues Maricarmen le dijo lo linda que estaba, y Luci la secundaria en el comentario. Yo le habia platicado a mi novia que la abuela estaba tan china como ella lo estaba. Y lo que mas me gustaba de mi novia eran sus rizos negros.
Esa tarde mi tia le comento a mi prima, cuando regreso a su casa a dos cuadras de la mia, que mi novia estaba muy linda, que no se daba una idea de que habia visto en mi.

Los dias de mi viaje a gringolandia se acercaban. A veces me sentaba en la mesa a platicar con mi abuela, y teniendo mala memoria debido a su edad solia hacerme varias preguntas, algunas repetivivas, pero tambien una advertencia "Deja ya a esa muchacha, no la ilusiones mas, tu te vas a ir a estados unidos y no vas a regresar, deja que se busque alguien que la quiera". Mi abuela sabe que una vez que un hijo de nuestra tierra ha pisado suelo gringo, las posibilidades de regreso definitivo son pocas.

No he hablado con mi abuela porque ya no oye bien, es dificil comunicarse con ella por el telefono, pero extraño estar sentado en la mesa con ella y mi abuelo, despues de cenar y platicar, y escuchar al abuelo sacar sus cuentos, y como en ocasiones me decia la abuela que fuera a la fiesta de Teloloapan, estado de Guerrero, que ahi habia mujeres muy lindas y que quiza podria matrimoniarme con una mujer buena y apasible.



Spread Firefox Affiliate Button

Por que usted lo pidio. Regresa nuestra promocion: por cada comentario Monesvol revivira un gatito.
Publicar un comentario
Chicas, quiza quieran apoyarme respondiendo esta encuesta, se los agradecere.

--

En apoyo a la libertad de expresion y con fundamento en el articulo 6to de la Constitucion Politica de los Estados Unidos Mexicanos, publico todo lo que las voces en mi cabeza tienen que decir, pero me deslindo afirmando que no necesariamente comparto sus puntos de vista.