jueves, 28 de abril de 2011

Crónicas desde el infierno

-¡Pero mira quien está aquí! La puta de todas las camas: Immanuel Kant.
Cual fue mi sorpresa cuando descubrí que ahí junto a Kant estaba el hombre que acusé tantas veces de poseer una densidad superior a la de un agujero negro: Norberto Bobbio. ¿Y de que sirvieron noches enteras de vigilia tratando de descifrar sus textos laberínticos cuando el tipo estaba aquí demostrando que la dicotomía público/privado valía en realidad un carajo?
Ahora de nada servía el conocimiento adquirido ¿qué carajos es un Estado? ¿a quien putas le puede interesar? ¿de donde chingados salió la sociedad civil y cual es el jodido fundamento de ella o del Estado? ¿cómo recontraputísimas madres vine a desperdiciar noches enteras estudiando a estos hijos de perra sí a final de cuentas habría de terminar en el infierno que para colmo de males resultó ser una monarquía socialista?
Derecho, psicología, lingüística, filosofía, historia y quien sabe cuantas disciplinas más fueron parejas de cama de Kant. Llegué al hartazgo de ver su nombre y el tipo estaba aquí y no era más que un prusiano loco al que alguna vez se le ocurrió decir que la moral dentro de él, y las estrella sobre él le demostraban que había un Dios dentro de él y un Dios por encima de él. ¿Dónde putas estaba su Dios ahora?




Spread Firefox Affiliate Button
Por que usted lo pidio. Regresa nuestra promocion: por cada comentario Monesvol revivira un gatito.

lunes, 11 de abril de 2011

Y el viernes...

La peda estuvo así. Empecé a la cuatro de la tarde, con miras a irme relajado a casa, pero una vez teniendo la primera, pedí la segunda, y luego la tercera y cuando me di cuenta eran las dos de la mañana y yo estaba en un taxi con una chica que acababa de conocer y con quien estaba platicando en un falso acento español por pura diversión.
Al día siguiente llegué tarde a un compromiso escolar, tan tarde que arruiné la participación de mis alumnos, el cargador de mi portátil ya no funcionaba, olvidé unas playeras que había prometido estampar para una amiga y tenía una cruda del demonio. Casi pierdo una amistad y mi trabajo por andar de Don Juan en un bar de Rock la noche anterior
Confirmé lo que era innegable: ya no puedo controlarme cuando tomo. Bien decían los romanos afotunados hispanos para quienes vivir es beber. Pero cuando beber no es vivir ya se jodio la cosa.
Por eso llegué a la conclusión de que fundaré mi propio moviemiento AAA (alcoholicos anonimos ateos) que hasta la fecha cuenta con las siguiente máximas:
  1. Se me cerró el puño. Esta máxima es la más importante ya que puño cerrado es incapaz de asír cerveza alguna.
  2. Yo sí tengo huevos. Por si el puño quiere abrirse, sólo un hombre con huevos lo podrá mantener cerrado.
  3. El de al lado no es tu amigo. Treta sicológica ya que creerlo hará que no disfrutes del todo la estancia en dicho lugar.
  4. Por más tragos que tengas ella no se verá más linda. ¿Algo que decir?
  5. La cerveza esta quemada. Otra treta, si la chela está quemada sabe mal, y si sabe mal no disfrutarás.
Y bueno, claro que nuestro enfoque no esta en un ser superior capaz de sacarnos de nuestra misera, a menos que fuera Monesvol quien sólo nos aborrecería por no beber, sino en un ser interior y así lograr el objetivo de no beber tan sólo por nosotros y nadie más.



Spread Firefox Affiliate Button
Por que usted lo pidio. Regresa nuestra promocion: por cada comentario Monesvol revivira un gatito.
Chicas, quiza quieran apoyarme respondiendo esta encuesta, se los agradecere.

--

En apoyo a la libertad de expresion y con fundamento en el articulo 6to de la Constitucion Politica de los Estados Unidos Mexicanos, publico todo lo que las voces en mi cabeza tienen que decir, pero me deslindo afirmando que no necesariamente comparto sus puntos de vista.