martes, 24 de mayo de 2011

En la vida

A diario vemos decenas, quizá centenares de personas distintas caminando por la calle. Cada una de ellas con una vida propia y ajena a nosotros. Hay personas que sin embargo se vuelven parte de nuestra vida, aunque conpartamos efímeros instantes. Simplemente llegan para quedarse.
A Frida la conocí hace poco más de un mes. Acababa de terminar con su novio, aunque regreso con él una semana después. Sin embargo, y a pesar de estar con él, en varias ocasiones mostró interés en mi. El viernes trece de mayo le envié un mensaje con una canción, y eso detonó lo que ya era obvio. Nos gustabamos.
La relación con su novio es enfermiza. Una semana después me regaló un libro, al día siguiente le agregó una dedicatoria, decía que conmigo había vuelto a sonreir. El día jueves previo su novio había terminado con ella.
Para mi siempre hubo algo atractivo en ella, como para muchos hombres que la conocen, pero me sentía afortunado de que hubiera puesto sus ojos en mi. Aun a pesar de su relación. Pero esa misma relación estaba podrida, y parecía que ella deseaba huir a toda costa. Sin embargo regresó a ella tres días después. Y mi regalo de cumpleaños fue la noticia de saber que estaban juntos otra vez.
No es ella la mujer para mi, no creo en el destino y sé que por ende no hay una mujer para mi. Pero estoy a la espera de encontrar a ese alguien a quien darle todo este cariño que llevo tantos años guardando.
Cuando la abracé el sábado pasado, puede sentir como se estremecía entre mis brazos, creía que podía haber algo, eso quise creer. Entré en esa relación con ganas de amar, y aunque no lo logré, porque no hubo tiempo de hacerlo, el acto me dolió. Y claro, esto no es algo que voy a lamentar por meses, en un par de semanas los supero. Sin embargo ella insiste en que aunque aquel es su novio, conmigo fue feliz ¿de que va con todo esto? No planeo averiguarlo, no importa saberlo aunque la duda carcoma. Pero es que he estado esperando tanto tiempo poderme enamorar. Yo sé que mañana conozco a alguien más, y aunque dije que no creo en el destino, pareciera que estoy destinado a relaciones de una semana.
Mis amigos presumen de haber tenido varias novias, quizá pocas con las que hayan estado más de una mes. Pero no creo que se trate de cantidad, sino de calidad. Me siento vacio, y eso es porque requiero amar, lo deseo desde hace mucho tiempo.
Ahora que Frida y su novio regresaron, él me amenazó en un mensaje de Facebook, una amenaza tal que no da miedo, pero sí ganas de darle una buena madriza, tan sólo por imbécil.



Spread Firefox Affiliate Button
Por que usted lo pidio. Regresa nuestra promocion: por cada comentario Monesvol revivira un gatito.
Publicar un comentario
Chicas, quiza quieran apoyarme respondiendo esta encuesta, se los agradecere.

--

En apoyo a la libertad de expresion y con fundamento en el articulo 6to de la Constitucion Politica de los Estados Unidos Mexicanos, publico todo lo que las voces en mi cabeza tienen que decir, pero me deslindo afirmando que no necesariamente comparto sus puntos de vista.