sábado, 31 de agosto de 2013

Era el Danubio Azul, su nombre atraía como si se tratara de un lugar salido de las lejanías europeas, para Adrián no tenía más encanto que el haber sido donde se escribiera Bajo el volcán.
-Grotescamente hermoso -dije mientras hacía claro con mis gestos que me refería a aquella mujer obesa vestida provocativamente y que se sentaba al lado de un sujeto de unos 60 o 70 años que la mirada ebrio y encantado.
Adrián mencionó algo acerca de el Demián o el Lobo estepario de Hesse. Asentí ante la claridad de su razonamiento.

Aquella mujeres eran en sí mismas la negación del ideal de belleza occidental y sin embargo no podía dejar de ver a esa chaparra sonriente a tres mesas de distancia que emanaba una belleza particular a pesar de sus curvas corporales; que más bien hacían pensar en un contorsionista que no había podido dejar la postura tomada y vivía condenado a tener las caderas exageradamente salidas hacía el posterior y el vientre en dirección, con igual exageración, opuesta.
Aquel miserable agujero de perdición era el templo donde aquellas negaciones de belleza reafirmaban el absurdo de aquella imposición de belleza: esas mujeres se convertían ahí en sacerdotisas de culto a una belleza perdida entre el alcohol y la música de José Alfredo Jiménez, y eran así mismo adoradas por aquellos hombres cuyos sentidos se encontraban aturdidos por el alcohol aunque esto no significa que no las adorasen aun en estado de sobriedad.

Salimos de ahí con rumbo a nuestras respectivas casas, a mi me esperaba el sueño postergado de un día de insomnio y lectura.



Descargar: Rápido, Divertido y Genial
¿Ya conoces a nuestro pastoso creador? Vísita www.venganza.org para conocer más acerca del Monstruo de Espagueti Volador.
Chicas, quiza quieran apoyarme respondiendo esta encuesta, se los agradecere.

--

En apoyo a la libertad de expresion y con fundamento en el articulo 6to de la Constitucion Politica de los Estados Unidos Mexicanos, publico todo lo que las voces en mi cabeza tienen que decir, pero me deslindo afirmando que no necesariamente comparto sus puntos de vista.