viernes, 17 de enero de 2014

De entre las entrañas de aquel cuerpo yerto emanaba el cálido aliento de la vida, aunque reducido a la expresion minima de quien habia muerto en vida, sus miembros flacidos, la piel amarillenta, la cara caída, el olor dulzarron a muerte que inundaba y enviciaba hasta el hastío la habitación,  el desfile interminable de personas, familiares y amigos, que por pena, compasion o cariño se hacian presentes a dejar un rastro de su presencia, viendole mientras las lianas del cancer tejian su mortaja, con la cual ya le habían silenciado, postrado, debilitado, convertido en un muñeco de trapo, una fábrica de excrementos y de vergüenza condenado a esperar sus ultimas horas, que se volvieron eternas pues la desesperación es inversamente proporcional al tiempo que resta y aun el postrero minuto se vuelve el mas largo y exasperante pues el tiempo es relativo y la proximidad de la muerte lo extiende, y asi yacia.

Publicar un comentario
Chicas, quiza quieran apoyarme respondiendo esta encuesta, se los agradecere.

--

En apoyo a la libertad de expresion y con fundamento en el articulo 6to de la Constitucion Politica de los Estados Unidos Mexicanos, publico todo lo que las voces en mi cabeza tienen que decir, pero me deslindo afirmando que no necesariamente comparto sus puntos de vista.